BLOG

Los errores más frecuentes al amueblar el dormitorio

Aunque parece sencillo, amueblar una habitación y convertirla en un lugar acogedor y cálido puede convertirse en una tarea tediosa, sobre todo si no queda como esperabas. Por eso, hoy te ofrecemos los errores más habituales que suelen cometerse al enfrentarse a ella.

Como siempre, te animamos a visitarnos para que podamos asesorarte en todo aquello cuanto necesites para diseñar la habitación de tus sueños. Además, estamos en periodo de rebajas con lo que aquí tienes otra razón de peso para no retrasar tu vista.

Elegir la cama inadecuada

Con la ilusión de elegir la parte más visible del dormitorio, descuidamos otras que no se ven tanto pero son igual de importantes. Sí, hablamos de la cama y el colchón. Y es que es importante que, además de tener un dormitorio visualmente atractivo en el que te sientas bien, cuentes con un espacio de descanso que cuide de ti mientras duermes.

No pintar o empapelar la pared

El dormitorio es un refugio y debe ser sinónimo de bienestar. El propósito es crear un espacio agradable para descansar y promover el sueño. Quizá te asalten las dudas y no te atrevas a darle color por miedo a equivocarte. Pero, al igual que el salón o cualquier otra estancia de la casa, el dormitorio se presta al juego de colores y patrones. Con un toque de atrevimiento, la pintura despierta la habitación y le da carácter. 

Sigue los consejos de nuestro servicio de decoración sobre qué gama de color o estampado son los más adecuados para crear el ambiente que deseas. Por ejemplo, en principio no es recomendable seleccionar colores fríos. Esto no quiere decir que no puedas pintar las paredes de blanco o gris claro sino que, si lo haces, debes asegurarte de añadir calidez por otro lado. ¿Cómo hacerlo?

  • Eligiendo un tono más atrevido para la ropa de cama, los cojines o las cortinas.
  • Optar por una alfombra con textura.
  • Buscar objetos decorativos con personalidad.

Contar con un solo punto de luz

La habitación está destinada a ser cálida y acogedora. Elegir materiales y colores concretos es útil pero al final va a depender de la iluminación por la que optes. Una luz cenital nunca logrará el ambiente íntimo y recogido propio de un dormitorio… ¡incluso para leer resultará incomodísimo! Plantéate añadir lámparas de noche, de pie o apliques de pared para reforzar el conjunto.

 

Dejar las paredes vacías

Entre abarrotar la habitación y no poner nada hay un punto intermedio de equilibrio y armonía. Las paredes en blanco pueden hacer que una habitación se vea fría y sin alma. De hecho, ¿cuántas veces hemos comparado un dormitorio de esas características con la habitación de un hospital?

Añadir cuadros, fotografías o láminas es la mejor manera de completar y dar vida a tu espacio. Eso sí, procura evitar otro de los errores más habituales: colgarlos demasiado bajos. Si lo haces contando como referencia los ojos, te darás cuenta que la habitación parece visualmente más alta.

No colocar un asiento

Siempre que el espacio lo permita debería incluirse una butaquita u otro tipo de asiento como apoyo al que ya proporciona la cama. Ya sea un lugar para sentarte, quitarte los zapatos, leer o consultar el móvil, es bueno tener otro espacio cómodo en el dormitorio.

 

Una alfombra de un tamaño inadecuado

Está clara la función que cumplen las alfombras y lo importante que resultan en cualquier estación del año. Pero eso no quiere decir que valga cualquiera.

  • Elegirla demasiado pequeña quedará extraño y poco práctico.
  • Elegirla demasiado grande hará que sea más complicado ajustar los muebles.

No pensar en sus propietarios

Todos queremos tener un dormitorio bonito, acogedor, confortable, cálido… ¡al fin y al cabo es nuestro refugio!

Pero también es importante añadir otro adjetivo: personal. Ten en cuenta que es el primer sitio que ves al despertarte y el último al irte a dormir. No estás en una habitación de hotel, sino en la tuya propia. Por eso es importante que adoptes un estilo con el que te sientas cómodo y te rodees de elementos que signifiquen algo para ti.

Aprovecha nuestras rebajas de invierno

Desde el día 7 de enero hasta el 28 de febrero, ambos incluidos, las rebajas de invierno de Planta 2 Mobiliario están a tu disposición. Como renovamos continuamente nuestros productos es una ocasión estupenda para adquirir piezas de plena tendencia con un gran descuento. ¿La gran ventaja? La rapidez del servicio ya que al estar los muebles en tienda puedes ahorrarte esperas de dos meses. Pero no sólo es tiempo lo que te ahorras sino también dinero. Toma nota: hasta un 60% en muebles, sofás y decoración de exposición.

Por otro lado, aprovechamos para informarte que nuestros servicios profesionales de transporte y montaje continúan siendo gratuitos para nuestros clientes en periodo de rebajas. Y, por si te lo estás preguntando, también te ofrecemos facilidades para financiar la compra a doce meses sin intereses y con opción de entrada.

Y además vienen con regalo… ¡el sorteo de una TV de 55” para nuestros clientes! No te lo pienses mucho: como el periodo de rebajas afecta exclusivamente a los productos expuestos, corres el riesgo de quedarte sin ese mueble que tanto te gusta.

Ven a nuestra exposición y consúltanos tus dudas. Nuestro equipo te atenderá de forma personalizada, escuchando tus necesidades y ofreciéndote la solución que mejor se adapte a tu vivienda.

Súmate hoy mismo a nuestra gran comunidad virtual tanto en Facebook (¡somos más de 56.000!) como en Instagram, Twitter, Pinterest y Google My Business. También puedes suscribirte al blog para recibir puntualmente nuestros artículos. ¡Muchas gracias!

Solicitar presupuesto Suscríbete a nuestro Blog